Una de las cosas que ocurren en nuestra sociedad es que madres y padres dejan al cuidado de sus hijos a sus propios padres, sobre todo a las abuelas.

Muchas veces esas abuelas y abuelos hacen un papel fundamental en la vida de los más pequeños de la casa. Pasan incluso mucho más tiempo con ellos que con sus propios madres y padres.

Las abuelas y abuelos tienen otro papel cuando en realidad deben de hacer de abuel@s. Asean a sus nietas y nietos, les llevan al cole, les alimentan,… incluso juegan con ell@s.

Como sociedad vamos avanzando y hay madres y padres que cambian su visión respecto de la educación que les dieron sus propios madres y padres, tanto es esto que se ven en un punto donde tienen que reeducar a sus progenitores mientras disponen de poco tiempo para educar a sus hij@s.

Este artículo quizá sea un poco más largo que los de siempre, pero tenía ganas de hablar de este tema desde otro punto de vista, cuando la obesidad infantil es un problema tan grande (en 2011 la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños y niñas españoles de 6 a 9 era de 44,5%, 26,2% sobrepeso y 18,3% obesidad) y nuestra sociedad hace que sean las abuelas y los abuelos, con otra visión de la educación, los encargados de criar a nietas y nietos.

Si eres un abuelo o abuela que está criando o ayudando a hacerlo a tus niet@s, este artículo te puede ayudar mucho.
A continuación te voy a poner una serie de ingredientes que pueden ayudar a tus nietos y nietas a llevar una vida más saludable y, de paso, te ayuda a ti y a los de tu entorno (hijas, hermanos, cuñadas, sobrinos,….).

La hidratación.

Es muy básico, para que los niños crezcan fuertes y sanos tienen que hidratarse de manera correcta y lo mejor para ello es el agua. Nada de refrescos, ni zumos, ni bebidas energéticas,…. agua, que como me decían a mí de pequeña, que aclara la vista.

Bromas aparte, es preocupante el consumo de bebidas que no sean agua entre la población infantil. Una población cada día más sedentaria por las horas de estudio y el poco tiempo que dedican a jugar en la calle.

 

Tampoco valen bebidas para deportistas, su nombre lo indica, son para deportistas. También llevan mucho azúcar y la verdad, ese no es un elemento que les falte a los niños hoy en día.

La actividad física.

Llegados a este punto creo que no hay que decir mucho de las bondades de la actividad física para el cuerpo. Estamos hechos para correr con lo que todos los días nos podemos inventar un juego con l@s niet@s para practicar algo de ejercicio, es bueno para ellos y para ti.
Recuerda que la prescripción de ejercicio es de mínimo 30 minutos diarios para prevenir enfermedades relacionadas con el sedentarismo.
Puedes correr, caminar rápido si no puedes correr, bailar con tus niet@s puede ser muy divertido, jugar al juego de la silla, echar unas canastas en las pistas deportivas, practicar senderismo, montar en bici,… Vete al parque y juega al pilla pilla. Supongo que estarás un poco oxidad@ y los primeros días te dolerá hasta el alma, ¿y lo divertido que puede ser? Encima estas protegiendo tu salud, eso sí, con cuidado ya que depende de tus costumbres y de tu movilidad. Puedes empezar por algo ligero y poco a poco aumentar la intensidad.

Abuel@s-y-alimentación-3

 

Sabes que puedes ser un gran ejemplo para tus niet@s, ell@s copian todo lo que hacemos los mayores.

Ahora voy a comenzar con las comidas.

El desayuno.

La comida más importante del día y muchos niños en España no la realizan (entre un 20 y un 40% de los niños se va al cole sin desayunar).

Es importante un adecuado aporte de calorías y nutrientes cuando uno se levanta, también es importante para l@s niñ@s. Las reservas han bajado, durante la noche nuestro cuerpo descansa y sigue consumiendo, a menor nivel, aunque sigue haciéndolo. Con lo que darle un aporte adecuado y saludable es lo ideal para comenzar el día y que no entre apetito a mitad de mañana antes del recreo.

Lácteos, fruta, cereales, aceite, vegetales, huevos,… se pueden integrar en el desayuno.

Siempre que no lleven mucho azúcar (cuidado con los cacaos, cereales de desayuno, entre otros).

A mí me encanta hacer tortitas de harina integral y con una fruta cortada en trozos, puede ser un buen desayuno para comenzar el día. Otra opción puede ser unas tostadas con aceite, un vaso de leche y una pieza de fruta.
Son dos ideas que se pueden hacer, aunque no las únicas.

En la siguiente parte hablaré del resto de comidas.

 

Imágenes:

joguldi via Compfight cc

Tekke vía Compfight < / a> cc

pugetsoundphotowalks via Compfight cc

Abuel@s y alimentación. Parte I.
Etiquetado en:            
A %d blogueros les gusta esto: