Mucho tiempo rumiando mi web y mi blog para hablar de dietética, nutrición, alimentación, higiene y seguridad alimentaria, y ayer leo una noticia que me rompe los esquemas (aunque es lo normal en nutrición y dietética).

Ayer en la mañana temprano leo en prensa que se han realizado unas encuestas, una a una muestra de población paciente con alguna enfermedad crónica o con larga duración y otra a una muestra de población general.

alimentación1-144x144

 

juhansonin a través de Compfight < / a> cc

Los datos de  la percepción de la alimentación

Me llama la atención que del informe presentado se leen los siguientes datos:

El 53,4% de la población general cree que una buena alimentación es el hábito más importante que se debe mantener para prevenir enfermedades,  frente al 66,6% de los pacientes con enfermedad crónica o de larga duración.

Le siguen los siguientes porcentajes en la población general en cuanto a importancia para la prevención de enfermedades: 25,7% no fumar y 15,3% hacer ejercicio.

En cuanto a la ingesta de alcohol sólo un 5,3% de la población (según la encuesta) cree que su el abuso de este producto es un hábito pernicioso. Hay que dejar claro los diversos estudios que apuntan a que sí se trata de un hábito perjudicial para nuestra salud (aunque haya gente que hable de que no sé en qué época se tomaba solo cerveza o vino aguado y lo extrapolen a nuestra época). Aquí va un pequeño resumen de ello.

Mi reflexión junto con otros datos

Para más del 50% de cada uno de los grupos les parece importante prevenir enfermedades con la alimentación adecuada. Esto no se refleja en el informe Datos sobre el consumo alimentario en España 2013, donde nos indica que carne y productos pesqueros son los de más se consumen en España suponiendo el 35% del gasto total de nuestra cesta. Los consumos disminuyeron o aumentaron respecto del año anterior de la siguiente manera:

–          Carne: disminuyó 0,1%, suponiendo un 22,1% del gasto total de la cesta.

–          Productos pesqueros: aumenta un 0,3%, suponiendo un 13,1%

–          Frutas frescas: disminuye un 2,2%, suponiendo un gasto de 9,3%

–          Hortalizas frescas: aumenta un 1,8%

–          Patatas frescas: aumenta un 1,9%

–          Vinos: disminuye un 3,7%

Me apena que no diferencien en % de gasto total de la cesta las hortalizas y las patatas frescas en este informe, así como la falta de información acerca del consumo de legumbres (incluidas en Resto alimentación).

Tenemos claro que la carne y el pescado son los alimentos más caros que constituyen nuestra cesta de la compra, aunque también son los que más consumimos en detrimento de otros alimentos. Es preocupante que se haya disminuido el consumo de frutas frescas.

Los profesionales de la salud y, sobre todo, los dietistas-nutricionistas no nos cansaremos de decir que llevar una dieta adecuada (con los apellidos que queramos ponerle como equilibrada, saludable, suficiente, incluyendo todos los grupos de alimentos, etc.) nos ayuda a prevenir enfermedades.

Mis preguntas

Con todo esto hay cosas que no me quedan claras, si más del 50% de la población a la que se ha encuestado piensa que la alimentación es importante para prevenir enfermedades ¿qué hacemos los dietistas-nutricionistas que todavía no nos han incluido dentro del sistema sanitario público como profesional y las competencias en cuanto a ello se las dan a otros profesionales que tienen menor formación? Si de verdad piensan que la alimentación previene enfermedades ¿por qué seguimos comiendo tan mal, comemos pocas frutas y verduras y sí mucha carne? Y ¿por qué no visitan a los dietistas-nutricionistas para que les ayuden a cambiar sus hábitos alimentarios? ¿Por qué la gente piensa que el alcohol no es perjudicial para nuestra salud?

 

Fuentes:

http://www.fundacionsalud2000.com/area_prensa?kind_of_content=press_releases

http://www.grep-aedn.es/newsletter/julio_agosto_2012.html

http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/temas/consumo-y-comercializacion-y-distribucion-alimentaria/PRESENTACION_DATOS_CONSUMO_2013_tcm7-321988.pdf

Lo que piensa la población de la alimentación

4 thoughts on “Lo que piensa la población de la alimentación

  • 19/07/2014 a las 13:55
    Enlace permanente

    No sé por qué no os han introducido en el sistema público, aunque puedo imaginar que es por esa palabra q empieza por d y acaba por inero. Pero sí q si no comemos bien es por desinformación, porque no podemos ahora pagarnos a un nutricionista-dietista y esto cada día irá a peor porque pocos son los q de mueven por hacer algo.

    • 19/07/2014 a las 17:17
      Enlace permanente

      Hola Laura, la verdad es que yo creo que pueden haber intereses económicos aunque no precisamente a ahorro sanitario, porque hay estudios que dicen que ahorraríamos un montón de dinero a las arcas sanitarias haciendo lo que sabemos hacer: prevenir enfermedades con una buena alimentación.
      Creo que si todos comunicamos, enseñamos, compartimos,… un poquito más llegaremos a la sociedad y que nos reclame y, lo más importante, hacernos oír con argumentos.
      Feliz sábado.

  • 23/07/2014 a las 18:06
    Enlace permanente

    Como te adelante vía twitter, un artículo muy interesante que incitaba a una respuesta meditada.
    Todavía no entiendo por qué los nutricionistas no estáis en el sistema sanitario público, cuando muchas personas saben (o sabemos) que somos lo que comemos.
    Por otro lado, creo que se sigue comiendo mal o con malos hábitos, porque los resultados de una mala alimentación no se ven a los dos días, no tienen una causa-efecto sobre nuestro organismo que lo podamos apreciar a los pocos minutos. El resultado de una mala dieta se ve con el tiempo y como todo, no creo que nos responsabilizamos lo suficiente de lo importante que es. Además, si hacemos una encuesta sobre hábitos alimentarios, seguro que la mayoría de nosotros (en los que me incluyo) afirmaría que cree llevar una buena dieta, cuando quizá, en realidad, no sea así.
    Ahora, lamentablemente, por motivos de crisis económica y precariedad, a muchas personas se le hace imposible alimentarse correctamente, o alimentar a sus hijos.
    En general, creo que se necesita la figura del dietista-nutricionista con mucha fuerza en nuestra sociedad, sobre todo si como al principio he apuntado: somos lo que comemos.
    Un saludo.

    • 23/07/2014 a las 18:21
      Enlace permanente

      Muchas gracias por tu comentario Toñi. Creo que no puedo estar más de acuerdo contigo. Por lo de no tener causa-efecto relativamente pronto nuestro trabajo se hace más difícil y necesitamos seguir sacando la motivación del paciente, sobre todo seguir inculcando la importancia de los buenos hábitos. Esa es una de las razones por las que me lancé con el blog, que los dietistas-nutricionistas estemos hasta en la sopa.
      De acuerdo también con que la crisis está siendo mala compañera para conseguir unos mejores hábitos alimentarios de la población. Quizá si estuviéramos en la sanidad pública y en otros sitios asesorando (por ejemplo asesorando a las ONG que ayudan a que las personas sin recursos tengan un plato de comida en la mesa) otro gallo nos cantaría.
      Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: