Una alimentación saludable nos ayuda a mejorar y mantener nuestra salud.

Para conseguirlo es mejor hacer cambios pequeños, progresivos y lentamente. Si haces un cambio total, durará menos en el tiempo.

Por ello, trabajamos con diferentes herramientas y hacer más sencillo el camino hacia tu meta.

Entre otras cosas en la consulta podemos trabajar los siguientes puntos:

  • Estudio dietético-nutricional: aquí se valora tu situación actual para establecer prioridades y realizar los cambios oportunos en tu día a día.
  • Dieta personalizada según objetivos (perder peso, ganar peso, aumentar masa muscular, nutrición deportiva, dislipemias, hipertensión arterial, etc.).
  • Asesoramiento dietético para la modificación de hábitos alimentarios.
  • Establecimiento de objetivos dietéticos hábitos de vida.
  • Estudio de la despensa y nevera familiar, con herramientas para mejorarlas.
  • Estudio de los hábitos de compra, con herramientas para mejorarlos
  • Asesoramiento directo para la realización de una compra saludable (acompañamiento a hacer la compra).

Todo ello se realiza en las visitas mediante unos bonos específicos según las necesidades que tengas. Para más información sobre los servicios y tarifas ponte en contacto aquí.